miércoles, 16 de noviembre de 2016

El centro del Ciclon

El centro del ciclón es ese centro quieto de baja presión en el que uno puede vivir, literalmente, para siempre. Justo afuera de este Centro yace la tormenta rotatoria de nuestro ego, compitiendo con otros egos en una furiosa danza circular de alta velocidad. Cuando uno se aleja del centro, el alarido del viento en rotación ensordece más y más hasta que te unes con la danza. El ser centrado sintente-pensante de uno, nuestros satoris, están sólo en el centro, no afuera. Los estados motivados, empujados y jaloneados, los infiernos autocreados, están afuera del centro. En el centro del ciclón uno se desprende del Karma, de la vida, alzándose para unirse con a los Creadores del Universo, nuestros Creadores. Aquí descubrimos que nosotros los hemos creado a Ellos que son Nosotros.
John Lilly
"El Centro del Ciclón"



Resultado de imagen para ojo del huracan tormenta perfecta


La corriente que muchos seguimos es considerada marginal por el hecho de postular salir de la historia. Algo similar a lo individual de alcanzar "el ojo del huracán". Si la abordamos seriamente mas se nos combate. Los detractores prefieren a los ridículos y delirantes que pueblan la web, que a quienes abordan con coherencia la "salida de la historia". Para algunos somos considerados conservadores, para otros anarquistas. Sin embargo, somos el anarca buscando una solución a través de consenso certero. Comprendase que el anarca es quien se aparta de lo trivial de los tiempos.

Sucede que tanto para unos como para otros, el tiempo de continuidad acorde a nuestra mentalidad no puede continuar. Por ende solo cabe ser seriamente deconstructivos para finiquitar tal historia. Pero tal hecho implicaría el abandono de arraigados y atávicos conceptos que son los que establecen la rutina actual de nuestro mundo social. Encontrar el centro puede ser la mas grande de todas las revoluciones si se da en forma colectiva.

Porque el día sucede o sucede,
sucede hacia el rojo o hacia el azul,
y todo en vos, depende de como suceda,
porque al igual que el día, vos también sucedes.

Hace poco en junio en una gigantesca tormenta perfecta, del norte del Atlántico, se descubrió que el chapoteo de las olas generaba en el fondo marino temblores que se extendían hacia el centro de la tierra. Y como efecto mariposa, se conjetura que los animales sienten el retorno de tal vibración para saber que viene una gran tormenta. Te implico algo mas. Es igual en nosotros y en nuestra sociedad, podemos registrar el retorno de lo que emitimos para saber lo que se vuelve su resultante.

Recuerdo una vez haber posteado un poema de Rumi, y algunos criticándome me dijeron, que si yo me creía Rumi, y que este era mas profundo. Les dije que era Rumi, y ni respondieron. Ay con estos seguidores de iconos... El prejuicio de la relativa interpretación a través del filtro de los egos. Me pasa mucho con algún grupo de gente que se la da de anarcos chick y son en realidad pequebu gorilas chick. La cuestión de la contemporaneidad de cierto pensamiento o arte no lo hace mejor, ni hace mejor a quienes se regodean entre los puercos. Y si, yo los veo como puerquitos y ellos me ven como a un cocodrilo. ¿Pero, quienes somos en realidad? Coño esa es la real pregunta.
Alex.



No hay comentarios:

Publicar un comentario